carrot carrot carrot Change Centers x cognizanti collaborators create-folder Data Science Decisive Infrastructure download download edit Email exit Facebook files folders future-of-work global sourcing industry info infographic linkedin location Mass Empowerment Mobile First our-latest-thinking pdf question-mark icon_rss save-article search-article search-folders settings icon_share smart-search Smart Sourcing icon_star Twitter Value Webs Virtual Capital workplace Artboard 1

Por favor accede a COVID-19 response page para obtener más información y ayuda acerca de cómo poder enfrentar esta situación.

España

No Results.

Did you mean...

Or try searching another term.

Migración a la nube

¿Qué es la migración a la nube? 

La migración a la nube es el proceso de trasladar las aplicaciones de una organización- incluyendo datos, servicios, procesos y otros componentes de negocio- a un entorno de informática en la nube. Habitualmente, implica mover estos elementos de centros de datos y servidores on-premise a la nube o de un entorno en la nube a otro.

Entre los enfoques de migración a la nube destacan: greenfield, que conlleva el desarrollo de aplicaciones en la nube con un enfoque "cloud-first" y la ingesta de prestaciones en la nube nativas; brownfield, que incluye el realojamiento, rediseño y refactoring, así como el cambio de plataforma; y una combinación de las estrategias greenfield y brownfield.

¿Cuáles son los beneficios de la migración a la nube?

Al migrar algunos o todos los activos de datos a la nube, una organización puede conseguir los siguientes beneficios:

  • Transformación del negocio. Mover e innovar más rápidamente, modernizar la infraestructura más antigua, escalar globalmente, obtener mejor conocimiento de los datos y reestructurar los modelos organizativos para crear mejores experiencias de cliente.
  • Transformación digital. Consigue la transformación digital al mejorar la agilidad, permitiendo un mejor uso de tecnologías avanzadas y facilitando el cambio de cultura.
  • Consolidación del data center. Al migrar a la nube invierte menos tiempo en la gestión de los data centers y más, en dirigir el negocio.
  • Ahorro de costes. Controla los costes pagando sólo por lo que consumes y acaba con los entornos on-premise con elevados CAPEX.
  • Agilidad y escalabilidad. Utiliza el autoescalado y la escalabilidad para dar respuesta a los picos en la demanda de la organización sin aprovisionar un extra de capacidad.
  • Alcance geográfico. Accede a aplicaciones desde cualquier lugar o dispositivo, empleando la red del proveedor de servicio cloud (CSPs).
  • Integración. Facilita la integración con otros sistemas (interfaz de programación de aplicaciones) de forma rentable.
  • Simplicidad. Acelera y simplifica la configuración de datos y aplicaciones y automatiza las actualizaciones.
  • Bajo mantenimiento. Delega la responsabilidad de mantener el hardware, el software y la infraestructura de red en el CSP.

Volver

Glosario